cartas y consejos familiares
 

literatosolitario
cuentos
cartas
cartas de amor
cartas y consejos familiares
POESIAS
relatos
relatos 2
teatro
Mis enlaces favoritos
Album de fotos
poemas
CARTAS CONCIENTES
cartas y consejos familiares
 
Imagen
CARTA A UN PADRE AUSENTE.
PADRE:
(Si así es que te puedo llamar)

Eres mi padre de sangre que conocí, pero nunca estuvo a mi lado; eres mi padre porque me dabas dinero, pero no cariño; eres mi padre porque así decía un papel, pero eras mi padre ausente.
Nunca supe que era un padre en mi vida que me aconsejara y me guiara por el camino correcto, un camino que me alejara de las drogas, el alcohol o el juego; de las malas amistades o de los malos vicios.
Mi padre, mi madre; una amiga que siempre estuvo a mi lado, me consoló cuando llore y me dio apoyo cuando lo necesite, me animo en mis luchas y celebro conmigo mis triunfos, fue mi madre y también mi padre, una amiga que supo suplir todo lo que tu me negaste desde el mismo día que me concibieron.
Crecí viéndote no como un amigo, sino como un hombre que me daba dinero para suplir su responsabilidad afectiva. Que tan fácil es dar cosas, que tan duro es para el hombre dar amor. No te pedí nada, tú nada sabias de lo que es ser padre de un vástago que nació sol, creció solo y se convirtió en un hombre un día sin que tú ni siquiera lo notaras. Solo vine al mundo por el amor de mi madre que me acompaño en mis primeros pasos y me enseño en mi mente a orar a ese ser superior llamado Dios, al que le pregunte:
¿Por qué soy hijo de un padre ausente?
¿Por que nunca me disteis amor?
¿Por qué solo mi madre me acompaño?
Y aunque nunca supe la respuesta siento que fue mejor así, por que el día que yo sea padre y no otro desconocido en la vida de un ser que va a conocer la vida, espero que diga con orgullo “ese es mi padre” y yo aun mas orgulloso “este es mi hijo”.

Atentamente: el hijo de un padre ausente.

 
   
CONSEJOS A MI HIJO.
Amado hijo mío:
En este día alejado de ti por cosas que los adultos mismos no entendemos, nos distanciamos de los seres que mas amamos produciéndoles un dolor agudo en el alma; parece que de ellos no nos acordáramos y hasta los olvidáramos, mas los llevamos en el corazón con un amor tan grande como el mismo día que nos lo despertó. Todo esto lo comprenderás algun dia.
Quisiera evitarte todo dolor que no puedo suprimir pero algún día experimentaras. La vida nos lleva por diferentes sendas, las cuales unas son amargas con tragos dulces y otras de rosas donde no pueden faltar espinas.
Te puedo enseñar a no mentir, ojala nunca lo hicieras; a no juzgar a los demás sin importar como vistan, te puedo enseñar de la hipocresía, de la envidia y que por nuestros errores mucha gente puede sufrir.
Existen momentos donde la vida parece injusta, aunque hagamos lo correcto nos va peor; en estos instantes no desfallezcas y pon tus cargas en manos del Creador, con el pasar del tiempo se te recompensara aunque lejos parezca la compensación.
Nunca olvides que es mejor vivir en paz que tener enemigos, mas vale un amigo que mil aduladores, el honrado siempre es bien recibido, el ahorro te da un buen futuro, y es mejor la escuela de la vida que la universidad de Oxford.
Se humilde sin importar que tengas fama, dinero o posición social o pobremente estés; aprecia a quien te ayuda y te ama solo por quien eres y no lo que tienes, allí es donde encontraras tus verdaderos amigos y amores.
Toda la vida te la quisiera enseñar, pero tuyos serán tus errores así como tus aciertos; cada etapa tendrás que pasar y toda experiencia una enseñanza te dejara; pero sobre todo trata de no repetir tu historia ya que se debe quemar y no volver a ese circulo vicioso.
Si vas a tomar, hazlo con moderación y en fecha especial mejor. No fumar, ni tomar, ni ningún vicio seria mejor no probar, en tu tiempo será tu responsabilidad.
No culpes a los demás por lo que te pasa, ni te vanaglories por tus triunfos, no seas arrogante ni orgulloso, no golpees a nadie sino es para defender tu vida.
Tus ideales valen si correctos son, por eso no discrimines a nadie. Vive cada día con alegría ya que no sabemos cual es el de la muerte. Da gracias a Dios por todo lo que te da y por lo que no, pídele que en lo que hagas te prospere, el pan y el trabajo no te falten en la mesa y si alguien te ofende perdónalo de corazón.
Algún día hablaremos, no de hombre a hombre, solo de padre a hijo; algún día yo faltare, pero pase lo que pase siempre te amare.
Atentamente tu padre.
 
     
   
1
1
 
     
   
1
1
 
     
   
1
1
 
     
   
1
1
 
1
1